miércoles, 31 de octubre de 2018

VACIO






Hambre  de  ruptura desmedida
asolamiento y perdida
gritan todos en derredor
llamándome y envolviéndome en promesas vacuas
pero, no estas en ninguna parte,
espere por ti en cada esquina en las tres últimas décadas,
prometiste la ruina y destrucción
te escapas y huyes cuál sombra entorno del sol
desee alcanzarte
obtener realmente lo que prometías
comprometí mi integridad en su totalidad
y simplemente te fuiste, no estás más.
Y ahora que hago yo con esto,
promesas rotas y desolación
exigí en su momento tu regreso
me entregue a ti, sin reserva
y fui expulsada de ti
en el albor, intente asirme a ti
pero rompiste y viví
No estas más,
dejaste simplemente grietas inmensas
que ahora debo de subsanar
cuando prometiste la destrucción total
el significado implícito de tu nombre en mi existencia
era y para lo que existía, vacío.
Pero no hay nada más
te has vuelto pequeño y sin sentido en mi permanencia
dejando un mar de dudas
que jamás ayudarás a disolver
tan cerca del cielo es una declaración permanente
en mi subsistencia y sentir
no hay más espacio para ti
desaparecerás y es tu ruina constante en mí,
conforme despierto a mi verdadera realidad
adecuándose a mi como una nueva piel
mi vieja estructura se desbarata
y transforma en una nueva realidad
que no dudo en asirme a ella.
Ella se quedará para siempre a mi lado
Y cumple como tu nunca lo hiciste.
Adios…
-->

jueves, 21 de junio de 2018

Dos despedidas


Me dueles en el aire,
en el suspiro entrecortado
que susurra mi garganta
y disgrega mi pecho.

Dueles con cada pensamiento
desgarrando el delicado equilibrio
y solventando el desastre contenido.
Me rebasas y tocas mi esencia
cual huracán dejando destrozos a tu paso.

Aceptar y vivir
sería lo más correcto,
solo yo me lamentaría
pero, ¿Por cuánto?

Destruirte a mi paso
como lo haces ahora,
una respuesta inaceptable
para mi.

Olvidarte y continuar
Malherido y desesperanzado
Es la respuesta que
grita  mi demencia.

Así llorando mi perdida,
llorare tu partida
sin tener que destruirme
en el proceso de perderte,
Pues perdida ya estoy
antes de  conocerte
antes siquiera de vivir
ya estaba dilapidada.
Y mi destrucción se postergara
Media década más
Como un simple susurro
Que se pierde en el viento
en su propio tiempo y lugar.