lunes, 2 de marzo de 2015

FUNDACION DE MAYAPAN

Tras la caída del viejo Imperio Maya, surge en la península de Yucatán un renacimiento cultural con la llegada de nuevos grupos de gente de habla maya, pero de origen mexicano (de la meseta central).  Estos conglomerados habían peregrinado por mas de cuarenta años capitaneados por su jefe de nombre  Kukulcán, quien en el año del 968-987 funda Chichén Itzá una de las capitales mayas más poderosas que  habrían de regir durante esta época. A continuación se presenta la crónica de la fundación, escrita por Fray Diego de Landa en su obra Relaciones de las Cosas de Yucatán.





 Que es opinión entre los indios que con Yzaes que poblaron Chichenitzá, reinó un gran señor llamado Cuculcán, y que muestra ser esto verdad el edificio principal que se llama Cuculcán; y dicen que entró por la parte poniente que difieren en si entró antes o después de los Yzaes o con ellos, y dicen que fue bien dispuestos y que no tenía ni mujer ni hijos; y que después de su vuelta fue tenido en México por uno de sus dioses y llamado Cezalcuati y que en Yucatán también lo tuvieron por dios por ser gran republicano, y que esto se vio en el asiento que puso en Yucatán después de la muerte de los señores para mitigar la disensión que sus muertos causaron en la tierra.
Que este Cuculcán tornó a poblar otra ciudad tratando con los señores naturales de la tierra que él y ellos viniesen (a la ciudad) y que allí viniesen todas las cosas y negocios; y que para esto eligieron un asiento muy bueno a ocho leguas más adentro en la tierra que donde ahora está Mérida,  y quince a dieciséis del mar; y que allí cercaron de una muy ancha pared de piedra seca como medio cuarto de legua dejando sólo dos puertas angostas y la pared no muy alta, y en el medio de esta cerca hicieron sus templos; y que el mayor,  que es como el de Chichenitzá, llamaron Cuculcán; y que hicieron otro redondo y con cuatro puertas, diferente a cuantos hay en aquella tierra, y otros a la redonda, juntos unos de otros; y que dentro de este cercado hicieron casas para los señores, entre los cuales solamente repartieron tierra dando pueblos a cada uno conforme a la antigüedad de su linaje y ser de su persona. Y que Cuculcán puso nombre a la ciudad, no el suyo, como lo hicieron los Ahizaes en Chichenizá, que quiere decir pozo de los aizaes, más llamó la Mayapán que quiere decir el pendón de la Maya, por que a la legua de la tierra llaman maya; y los indios llaman Ychpa (a la ciudad),  que quiere decir dentro de las cercas.
Que este Cuculcán vivió con los señores algunos años en aquella ciudad y que dejándolos en paz y amistad se torno por el mismo camino a Mexico, y que de pasada se detuvo en Champotón, y que para memoria suya y de su partida, hizo dentro del mar un buen edificio al modo de Chichenizá, aun gran tiro de piedra de la ribera, y que así dejó Cuculcán perpetua memoria en Yucatán.

  

0 comentarios: