domingo, 22 de diciembre de 2013

LEYENDA: AQUELARRES EN LA CUEVA EN LA CUEVA DE SAN IGNASIO DE LOYOLA ( DE MEXICO: GUANAJUATO)

San Ignacio de Loyola, fundador de la orden de los jesuitas, fue patrono de este lugar antes de ser canonizado allí a principitos del siglo XVII.
Una vez declarado santo por la iglesia, con mayor razón, de modo que se organizan festejos en su día. A este santo consagraron  las dos grutas o cuevas que hay en el cerro de la bufa. La cueva vieja que se halla  detrás de ese peñón y la nueva que cada año frecuenta la gente, el 31 de Julio, constituyendo la más típica romería que tiene esta población. 
Casi desde la fecha a que se refiere se dirigieron oficios religiosos en dicha cueva, no se sabe por cuanto tiempo, pues allí hay una imagen de santo pringada en la roca. 
Vino luego el olvido que bien aprovecho un grupo de hechiceros para realizar ahí sus cabalísticas reuniones, especialmente la noche del día 30 para amanecer  el 31. Y no fueron simples reuniones, sino misas negras (verdaderos aquelarres).
Hechiceros y brujos, gente que dicen que esta en intima relación con el demonio y todos los poderes de averno, llegan a Guanajuato desde la víspera del día de San Ignacio, trayendo consigo con más cuidado que sus alimentos y ropas para pasar la noche, orejas y alas de murciélago, picos y patas de tecolote, colas de zorrillo, espinas de huizache, ojos de venado, uñas de gato montes, cueros de camaleón, zurrones y dientes de vigora, hierbas que tienen mil usos en brujería, muñecos de trapo y de cera claveteados de alfileres, cabos de cirios que alumbraron algún cadáver y muchas cosas más de superchería.
No faltaron por supuesto, las conchas de armadillo, flautas de carrizo y un tamborcillo, instrumentos favoritos sin los cueles no podría celebrarse estas misas diabólicas, a una de las cuales se referirá.

Aproximadamente a las diez de la noche, cuando ya estaban reunidos, el oficiante mayor apareció solo con una camisa verde, y unos calzones negros hasta la rodilla. En la mano derecha llevaba una vela encendida y en la izquierda una lagartija viva, que se retorcía frenéticamente.




Dos ayudantes le seguían tocando la flauta, y detrás de estos, otros dos con conchas. Así en formación marcharon describiendo círculos. El principal de ellos levantó en alto la vela he hizo un ademan de adentrarse la lagartija a la boca,  sentados en el suelo, formando un semicírculo, todos los presentes, a manera de oyentes: casi todos sin rasurar, los cabellos hirsutos, algunos semblantes pálidos, rojizos o amarillentos otros (sin distinguirse si estaban pintados o no) pues en el interior había muy poca luz  la que provenía de la vela y la que entraba por la boca de la cueva, que no era sino el pálido reflejo exterior de la luna.
Mientras el sacerdote, musitaba frases inteligible que le contestan los  que están sentados, a intervalos se escuchaban los cánticos de otros más que se hallan de pie e la puerta a manera de vigilantes.

Así transcurrió aproximadamente una hora o poco más. De portó se hoyo un ruido extraño, como relincho de bestias en celo y luego un zumbido semejante al que parodie una tabla atada al cordel con que juegan los niños haciéndola girar con violencia. Las flautas exhalaron una tonada más fuerte del tamborcillo salió un redoble  como en el circo cuando se presenta el número de mayor riesgo.

Aullando, de un salto cayó en el centro de la cueva una mujer alta y corpulenta, descalza, sin más ropa que una blusa roja que apenas le cubría el busto y una faldeta holgada que le llegaba a la mitad de los muslos. Los que estaban de pie al muro para dejar espacio a la posesa que inicio una danza lenta, al compás monótono  de esta música ritual. Sus movimientos se hicieron más ágiles  hasta confundiese con los saltos que diera un demente en el paroxismo de la furia. Giraba y gritaba al mismo tiempo, como si el cuerpo estuviera recibiendo una fuerte corriente eléctrica. Sus ademanes eran realmente grotescos, inverosímiles pero sujetos rigurosamente al ritmo de las flautas u de las conchas. Su boca semiabierta mostraba dos hileras de dientes increíblemente blancos y por la frente hasta el cuellos se le veía transpirar de agotamiento.

El oficiante rescindió varias velas que coloco sobre un cajón que hacia las veces de altas, al centro de cual ardían un bracerillo que despedía  los humos de varias hierbas o resinas que saturaban fétidamente el ambiente. La "danza" de la mujer que era la diosa en esas ceremonias tomo tales escasos como una condenada en vida. Sus anchas y voluminosas caderas ascendían a alturas inconcebibles o descendía hasta cae tocas el suelo  o bien iban y venían de un  lado a otro para luego describir un movimiento concéntrico.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES ENTRE MITOS Y LEYENDAS


¿QUÉ SON LOS MITOS?



Los mitos son narraciones o relatos que cuentan como en los tiempos primordiales (los tiempos antes del origen del tiempo), gracias a la acción de los seres sobrenaturales (dioses), otros seres sobrenaturales han venido a la existencia (TEOGONIA), o como el universo o el mundo ha venido a la existencia (COSMOGONIA), o como el hombre ha venido a la existencia (ANTROPOGONIA).

En síntesis UN MITO RELATA COMO, GRACIAS A LA ACCION DE SERES SOBRENATURALES, UNA REALIDAD (total o parcial, grande o pequeña) HA VENIDO A LA EXISTENCIA.

El mito revela la ACTIVIDAD CREADORA de los TIEMPOS PRIMORDIALES, y revela también LA SACRALIDAD (realizada por seres sobrenaturales) de esta actividad creadora. Es decir, los MITOS describen las diversas y dramáticas irrupciones de lo TRASCENDENTAL (lo sobrenatural) en el campo de LO NATURAL y en el campo de LO SOCIAL. EL MITO AFIRMA QUE LA IRRUPCION DE LO TRASCENDENTAL ES LO QUE FUNDAMENTA EL MUNDO, AL HOMBRE y A LA CULTURA.

El MITO se considera una historia SAGRADA Y VERDADERA. SAGRADA porque se refiere a la ACCION DE SERES SOBRENATURALES y VERDADERA porque se refiere a las REALIDADES (naturales o sociales) CREADAS en el TIEMPO PRIMORDIAL. Para un hombre arcaico el MITO DEL ORIGEN DEL MUNDO ES PROBADO POR LA EXISTENCIA DEL MUNDO y EL MITO DE LA MUERTE ES PROBADO POR LA EVIDENCIA DE LA MUERTE; es decir, para un hombre mítico la existencia de los hechos a los que se refiere el mito es prueba de la VERDAD DEL MITO.

¿QUE RELATAN LOS MITOS?



· RELATAN el origen del MUNDO, ANIMALES, PLANTAS y EL HOMBRE

· RELATAN los ACONTECIMIENTOS primordiales que hicieron que el hombre llegara a ser lo que es hoy, es decir: un SER MORTAL, SEXUADO, ORGANIZADO EN SOCIEDAD, OBLIGADO A TRABAJAR PARAVIVIR.

EL VIVIR MITICO Y EL VIVIR MODERNO

El hombre mítico se considera constituido por la acción de los seres sobrenaturales y el hombre moderno se considera constituido por la acción de los acontecimientos históricos.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENEN LOS MITOS?


El MITO tal como es vivido en las sociedades arcaicas tiene las siguientes características:

· Constituye la HISTORIA DE LOS ACTOS DE LOS SERES SOBRENATURALES.

· Esta HISTORIA se considera VERDADERA (porque se refiere a realidades) y SAGRADA (porque es obra de seres sobrenaturales).

· Relata una CREACION: cuenta como algo ha llegado a la existencia o como un COMPORTAMIENTO, una INSTITUCION, una MANERA DE TRABAJAR, se ha FUNDADO. Por esto los mitos son PARADIGMAS DE LOS ACTOS HUMANOS SIGNIFICATIVOS.

· Permite CONOCER el ORIGEN DE LAS COSAS, y por tanto, de DOMINARLAS y MANIPULARLAS VOLUNTARIAMENTE. Este conocimiento no es exterior abstracto acerca de las cosas; sino interior concreto; por esto el mito se vive ritualmente al narrarlo ceremonialmente.

· El hombre MITICO "vive" el mito, al sentir que la potencia sagrada -que está rememorando por medio de la ceremonia- se hace presente en su interior. VIVIR EL MITO no es una experiencia cotidiana, es una experiencia de RELIGARE (volverse a ligar con la deidad) es decir es una EXPERIENCIA RELIGIOSA. En el ritual se deja de existir en el mundo de todos los días y se penetra en un mundo trasfigurado, auroral, impregnado de la presencia de [os seres sobrenaturales. Las ceremonias míticas (a diferencia de las ceremonias patrias) no son una rememoración sino una REITERACION. En el rito no se vive el tiempo cronológico sino el tiempo primordial, en el tiempo en donde este acontecimiento ocurrió por primera vez; el rito quiere permitir que el participante experiencialmente asista de nuevo al espectáculo de las obras divinas.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE EL MITO?


El MITO no es una explicación científica, sino un relato que responde a una profunda necesidad de sentido; a aspiraciones morales, a coacciones e imperativos de orden social, e incluso a exigencias prácticas.

En las CIVILIZACIONES PRIMITIVAS el MITO desempeña una función indispensable: EXPRESA, REALZA y CODIFICA las CREENCIAS; SALVAGUARDA LOS PRINCIPIOS MORALES Y LOS IMPONE; GARANTIZA LA EFICACIA DE LAS CEREMONIAS RITUALES Y OFRECE REGLAS PRACTICAS PARA EL USO DEL HOMBRE.

Para el HOMBRE MITICO si el mundo y el hombre existen es porque los seres sobrenaturales han desplegado una actividad creadora en los comienzos. Pero también si el hombre muere es porque los seres sobrenaturales rompieron el hilo temporal de la vida humana y los hicieron mortales, también estas fuerzas sobrenaturales les establecieron si viven de la pesca, de la caza del búfalo, del cultivo del maíz; si desarrollan la orfebrería.

En todos estos casos sus narraciones míticas describirán como en los tiempos primordiales los dioses crearon al mundo, al hombre, a la flora y a la fauna; como dieron origen a su pueblo, como les enseñaron a pescar, cazar o cultivar; como deben alimentarse y como deben comportarse.

Para el HOMBRE MODERNO si el mundo y el hombre existen es porque existen leyes naturales que rigen los procesos de la materia y explican el origen del universo y del hombre; para el hombre moderno la sociedad existe y es como es, es parque existe un proceso histórico. Así que un hombre moderno podría decir: "soy como soy hoy día, porque un número de acontecimientos me han precedido: la agricultura (hace 9000 años), el origen de las civilizaciones urbanas (en oriente próximo antiguo), Alejandro difundió el Helenismo, Augusto fundo el imperio Romano; El imperio español, descubrió, conquisto y colonizo América; Galileo y Newton revolucionaron la concepción del universo preparando el camino de desarrollo de la ciencia y la revolución industrial; porque la revolución francesa propuso la democracia y el imperio napoleónico difundió esta propuesta,... etc.

Sintetizando:


· Un hombre MÍTICO diría: "soy como soy hoy en día porque una serie de acontecimientos- tuvieron lugar antes de mi. Estos acontecimientos sucedieron en los tiempos primordiales y fueron realizados por seres sobrenaturales y constituyen por lo tanto la historia sagrada de mi cultura. Además yo como hombre MITICO conozco esta historia y reactualizo periódicamente gran parte de ella por media de los ritos de mi cultura; gracias a estos ritos no sólo rememoro las explicaciones acerca del origen de las cosas sino que logro sentir en mi interior la presencia de nuestros dioses y héroes."

· Un hombre MODERNO diría: "soy como soy hoy en día porque una serie de acontecimientos tuvieron lugar antes de mi. Estos acontecimientos sucedieron en los tiempos históricos y fueron realizados por seres humanos y constituyen por lo tanto la historia humana de mi cultura. Además yo como hombre moderno puedo conocer esa historia y rememorar periódicamente gran parte de ella por medio de las ceremonias patrias; gracias a estas ceremonias puedo recordar las
explicaciones acerca de los acontecimientos históricas y su relación con la actualidad.

El mito no es en modo alguno sólo un desfile de imágenes o en el mejor de los casos una teoría abstracta los MITOS son básicamente UNA CODIFICACION de la RELIGION PRIMITIVA y de la SABIDURIA PRACTICA. El mito para quienes los viven es la expresión de una realidad original, mayor y más llena de sentido que la actual, y que determina la vida Inmediata, las actividades y los destinos de la humanidad. El conocimiento que el hombre tiene de esa realidad le revela el sentido de los ritos y de los preceptos de orden moral, al mismo tiempo que el modo de cumplirlos.




LEYENDA


¿Que son las leyendas urbanas?

 Las leyendas urbanas son historias extravagantes pero verosímiles que circulan de boca en boca como si fueran verdades indiscutibles. Por lo común, y a diferencia de los rumores, se apoyan en una trama urdida meticulosamente en función del desenlace, que se condensa en una viñeta violentamente gráfica, a veces redondeada por un pequeño epílogo. En circunstancias ideales, suelen contarse como si fueran "sucesos verdaderos", o en su defecto, como noticias ambiguas que muy bien podrían haber ocurrido alguna vez.
Ello exige que los personajes sean meros arquetipos anónimos ("un hombre", "una mujer", "una pareja"), aunque situados siempre en escenarios bien concretos (ciudad tal, calle cual), para reforzar el realismo de un argumento que depende íntegramente del grado de verosimilitud de los detalles. La acción, por lo común, se sitúa en un pasado impreciso pero inmediato, y el narrador suele aludir a fuentes de información "fiables" para conferir una aparente solidez a los puntos débiles de su historia. La más socorrida de dichas fuentes es el quimérico "amigo de un amigo", inevitable protagonista de la historia y último eslabón de una cadena sin fin. Esta es, al menos, la definición que formulan Josep Sampere y Antonio Ortí en su libro Leyendas urbanas en España, libro pionero en lengua castellana sobre el folclore contemporáneo, y que en la actualidad se encuentra agotado. Serían ejemplos de leyendas urbanas algunas personas que fueron raptadas con único fin de extirparles un riñón (posteriormente vendido por una poderosa "organomafia" con "sucursales" en el Primer Mundo), la autopista que desaparece en una curva o lo sospechoso que resulta que no se celebren entierros de ciudadanos chinos.
El origen del término es puramente comercial. Esta fue la acepción que escogieron los editores de Jan Harold Brunvand para designar al folklore contemporáneo. Hilando fino, se podría llegar a argumentar que la ciudad, feudo tradicional de la razón y la ciencia, ha cogido el relevo al campo a la hora de propagar relatos de corte mitológico o tradicional (¡incluso la Virgen María se aparece ahora en el metro, en lugar de en una cueva!). Sin embargo, Ortí y Sampere esgrimen que el modo de vida urbano ha colonizado muchos lugares que antes hubieran recibido el apelativo de "pueblos", por lo que la acepción " leyendas urbanas " no es del todo sólida. En lo que sí coinciden ambos es en que el "imperio de la razón" parece no bastar a las personas de las grandes urbes, que, de alguna manera, mantienen un sustrato mítico (e inmemorial) que las conecta en la distancia.
 
La característica más importante de las leyendas urbanas es su carácter internacional. La historia del submarinista que recoge accidentalmente una avioneta contraincendios y deja caer sobre el fuego (con las consecuencias previsibles...), se cuenta con mínimas variaciones en su estructura en ciudades (o "lugares") de Canadá, España, Estados Unidos y Australia, por citar sólo algunos países por donde circula esta leyenda. Una historia cualquiera no es una leyenda urbana hasta que su difusión se generaliza en sitios (cuantos más mejor) alejados entre sí. Ese "algo", esa "pimienta", ese "estar en el ajo", especula Antonio Ortí, "podría tener que relación con una especie de imaginario urbano común, global, cada vez más parecido, a consecuencia del sistema de valores imperante (llámese capitalismo o globalización) y de medios de transmisión masivos y supersónicos (con mención honorífica para internet)".
El mecanismo de transmisión de las leyendas urbanas es el mismo que cualquier noticia (de hecho no hay diferencias sustanciales).
Hay que narrar la historia lo suficientemente bien, de modo que tenga acción, ritmo, suspense y sea cómplice. Si, además, se le añade (siguiendo los cánones de la prensa convencional o la televisión) unas gotitas de sangre, mejor que mejor.
El mecanismo, por decirlo muy gráficamente, tal vez demasiado, no es muy diferente al que diseñaría una hipotética nación (grupo editorial o lobby interesado) que quisiera invadir a otra para quitarle su petróleo (o lo que fuera) y necesitara una buena trama (planteamiento, nudo y desenlace). En un caso así, "la verdad nunca se interpone en una buena historia" como sentenciaba Billy Wilder
Entre otras razones, y por este orden, para hacer más divertida la existencia, crear canales de información alternativos (lo que en España se llama "estar en el ajo"), defenderse de las fuentes "oficiales", pasar a la clandestinidad, promocionarse, entretener, alarmar, hacer creer algo a los demás y alertar de lo que se nos viene encima: hamburguesas con dientes de ratón, chinos al chop-suey, señores repartiendo droga en la puerta de los colegios (un negocio altruista del que no se tenía noticia; se sabía, en cambio, de caramelos envenenados...), fantasmas en los espejos, mujeres a las que no deberíamos acercarnos so pena de contagiarnos del sida ("bienvenido al club") y toda suerte de pensamientos conservadores.
"Afortunadamente, cada día hay más leyendas urbanas que se enfrentan al poder establecido, al que se hace responsable de todos los males habidos y por haber. A mi entender es una gran noticia", señala Ortí, formulando un juicio de valor.

Diferencias y similitudes entre mitos y leyendas


El mito y la leyenda son relatos que se divulgan en forma oral, de una generación a otra. Son narraciones que nacen espontáneamente como una expresión colectiva de una raza o pueblo, debido a una necesidad de crear una imagen del mundo y una necesidad de manifestar una fe. En ellos participan seres y hechos sobrenaturales.

Su origen no puede establecerse con precisión y a pesar de que ambos son historias orales que se trasmiten de padres a hijos, no son lo mismo.

Mito

Definir qué es un mito (del griego, muthos) no es, desde luego, tarea fácil. Una definición entregada por la Real Academia de la Lengua, señala que el mito es una “narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.” Y agrega que es una “Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal”.
A partir de esta definición, podemos agregar que los mitos son relatos que cuentan cómo se crearon los cielos, de dónde provienen los vientos o cómo nacen los propios dioses; los mitos nos transportan a un tiempo sagrado distinto al nuestro, más abierto a los hombres como su propio horizonte.

Estructura del mito

La estructura del mito —que intenta significar (no explicar) su medio de supervivencia: el mundo natural, el espíritu y la sociedad en que pervive y muta— no es obra de hombre, pueblo, tribu o cultura alguna, ni está al alcance de su comprensión racional —a tal punto que cualquier interpretación dada por el pueblo mismo del que surgió, o en el que subsiste, debe ser considerada como la más alejada de la verdad—; surge de, apela y conmueve a los entramados inconscientes que diseñan la personalidad, la cultura y el ser mismo del hombre en cuanto tal.
Un mito es, simplemente, un espejo de aumento en donde el espíritu humano, como tal, se observa con una mirada que cala hasta los huesos de su propia estructura; es el desvelador, el presentador, el mediador del espíritu ante sí mismo, aquello que le permite advertir que su estructura interna coincide con la externa y no es más que una con ella.

Leyenda

En definición de la Real Academia de la Lengua, leyenda es una “relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos”.
La leyenda es un relato hablado que se conserva en la tradición oral de un pueblo. Indica lugares con precisión y en su origen tiene antecedentes históricos. Por lo mismo, sus personajes son identificables, aunque nunca iguales al personaje o hecho en el cual se basan. Posteriormente, la leyenda pasa a la escritura, con lo cual se fija, perdiendo una de sus características: la capacidad de transformarse.
La leyenda es una narración ficticia, pero basada en la realidad, ligada a temas de héroes, de la historia patria, de seres mitológicos, de almas, de santos o sobre los orígenes de hechos varios.
La leyenda pertenece al folclore y por ello corresponde a la más arraigada sabiduría de un pueblo.
Expresa los deseos, los anhelos, los temores, los ideales y sueños que son parte de la visión global que tiene ese pueblo de su propia historia y de sus relaciones con la naturaleza.
Cuando se hacen estudios históricos, etnográficos, sicológicos, sociológicos y geográficos es necesario recurrir también a la leyenda para ver cómo la colectividad percibe su forma de ser y su medio.
La leyenda no pretende explicar lo sobrenatural; es un relato que,  a partir de hechos y personajes reales, hace resaltar algún atributo o característica de un pueblo, región o ciudad.
La leyenda no pretende explicar nada, sino relatar un suceso. Tiene un fin moralizante y es didáctica.
Si bien transcurre en un tiempo histórico reconocible, la leyenda se diferencia de la historia porque ésta son hechos comprobables, mientras que nadie puede probar que lo narrado en una leyenda haya ocurrido realmente, y porque la historia se conoce por la escritura, a diferencia de la leyenda que se difunde oralmente.

Diferencias entre mito y leyenda

1. El mito es un relato que intenta explicar un misterio de la realidad y que está asociado generalmente a las creencias y ritos de un pueblo. La leyenda no pretende explicar lo sobrenatural pues es un relato que resalta alguna característica o atributo de un pueblo, ciudad o región a partir de personajes y hechos reales.
2. Mito y leyenda se diferencian en cuanto a los personajes y al escenario donde se desarrollan los acontecimientos. El ámbito donde se desarrollan los mitos es en un tiempo en el que el mundo no tenía su forma actual, en cambio las leyendas se ubican en tiempos más modernos o posteriores a la creación del mundo. Los personajes del mito son, por lo general, dioses o seres sobrenaturales mientras que en la leyenda son casi siempre seres humanos o animales antropomórficos.
3. El mito y la leyenda cumplen funciones diferentes. Para las diferentes culturas el mito narraba sucesos reales y verdaderos, los cuales eran modelos sagrados para los hombres; la leyenda  en cambio, no pretende narrar hechos verdaderos sino instruir o entretener, por lo tanto, su función es didáctica.
4. En el mito lo extraordinario o sobrenatural es imprescindible, en la leyenda es un accesorio.
5. En el mito existe la “inspiración divina” que le da a conocer al hombre la explicación de algún fenómeno porque se da en el comienzo del mundo (un dios es el único que le puede contar a los hombres lo que de otro modo no podría saber). Por el contrario, en la leyenda se conoce lo dicho porque se sabe que se ha trasmitido de generación en generación, posiblemente desde el instante en que alguien fue testigo del hecho ocurrido.


lunes, 16 de diciembre de 2013

LOS MEJORES BEST SELLER DE CIENCIA FICCION DE 2013


*   Búscame donde nacen los dragones, LIRA EMMA.


Marina, una periodista madrileña que acaba de sufrir una ruptura amorosa, decide abandonar la ciudad e intentar encontrarse a sí misma en un idílico hotel rural en Tenerife. Pero una misteriosa calavera le pone sobre la pista del mayor secreto sobre una civilización perdida de la que apenas sabemos nada, los guanches.
"Quería que la historia de Marina pudiera llegar a ser un poco la historia de cualquiera de nosotros. Todo el mundo sueña en algún momento con un lugar al que escapar. Todo el mundo sueña en alguna ocasión con comenzar de cero. Las aventuras, grandes o pequeñas, están al alcance de todos; sólo hay que aprender a reconocerlas y tener el valor de seguirlas cuando pasan a nuestro lado.
 
Yo también estuve en el lugar que llamo Tamadaya. También tuve una calavera guanche entre mis manos, y también me hice preguntas...
 
Y esta historia se escribió para darles respuesta."



*   La verdad sobre el caso de Harry Quebert, DICKER, JOEL.

Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a develar en este thriller incomparable cuya experiencia de lectura escapa a cualquier tentativa de descripción.

Intentémoslo: una gran novela policiaca y romántica a tres tiempos -1975, 1998 y 2008- acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire.

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela-, y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan.

Poco después, Harry es arrestado, acusado de asesinato, al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras intenta demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

*  El grito de la tierra, LARK, SARAH

Nueva Zelanda, 1907. La infancia de Gloria termina abruptamente cuando es enviada junto con su prima Lilian a un colegio en Gran Bretaña. Si bien Lilian encaja en las costumbres que impone el viejo mundo, Gloria quiere volver a toda costa a la tierra que la vio nacer, para lo cual ideará un atrevido plan. El profundo sentimiento que la empuja a regresar marcará su destino y convertirá finalmente a Gloria en una mujer más fuerte.


* Los vigilantes de Faro, LACKBERG, CAMILLA


Tras dejarnos con el corazón en un puño cerrando la sexta entrega de la saga con un final de infarto, al leer la sipnosis de esta nueva novela de la serie, ya descubrimos que las consecuencias de los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en el libro anterior, no han sido tan dramáticos como habíamos imaginado. Sí que hay un suceso triste, pero nuestros protagonistas siguen con vida y preparados ya para enfrentarse de nuevo a un nuevo caso de asesinato que intentarán resolver con el empeño y la profesionalidad que les caracteriza.

Los que somos seguidores de la serie protagonizada por Erica y Patrick, volveremos a encontrarnos de nuevo con varias tramas argumentales, a las que la escritora ya nos tiene acostumbrados y que tanto nos gustan.

En esta ocasión, toda la investigación policial girará en torno a la figura de Mats Svrerin, un joven que ha vuelto a su pueblo natal de Fjällbacka hace relativamente poco tiempo, después de haber pasado varios años trabajando en Goteburgo. Mats trabajaba para el ayuntamiento como economista encargado de las cuentas del nuevo proyecto de spa que está a punto de ser inaugurado en el lugar. Tras un par de días sin saber nada de su hijo, los padres de Mats preocupados, entran en su casa y se encuentran lo peor: Mats está muerto; le han disparado un tiro en la nuca.

¿Por qué alguien querría acabar con la vida de Mats?¿Qué es lo que en realidad le ha hecho regresar a Fjällbacka después de tantos años fuera?
Lo último que sabemos, es que Mats, la noche anterior a su muerte, había visitado a Annie, su antigua novia de juventud que acaba de regresar al pueblo y que se refugia en la isla de Graskär con su pequeño hijo Sam. Annie dice que cuando se despertó en mitad de la noche, Mats había desaparecido… se siente muy afectada por su muerte, pues Mats era un buen hombre y no entiende cómo alguien podría querer hacerle daño…

Empieza entonces una trepidante investigación policial, en la que se intentará desenterrar todo el pasado de Sverin…¿Qué es lo que ocultaba este hombre en realidad? Mafias, drogas, asociaciones de maltrato de mujeres… muchos serán los factores que se han unido y que habrán tenido como desencadenante tan trágico final… ¿Podrán Patrick y Erika dar en esta ocasión con el asesino?

Paralelas a la trama de la investigación policial, encontramos otras tres tramas bien entresijadas entre sí y que ayudan al entretenido argumento de la novela. Por una parte, como siempre, tenemos la parte relacionada con las vidas personales de los protagonistas, la relación entre Erica y Patrick, y en especial la relación de todos con Anna, la hermana de Erica, a quien la vida de nuevo le pone las cosas demasiado difíciles haciéndole pasar por un nuevo infiern…También en esta ocasión las vidas del comisario Mellberg, su novia Rita, y la hija de ésta Paula y su pareja Johanna, tendrán un peso importante en lo que se refiere a la parte más humana de los libros de Camilla Läckberg.

Otro punto muy característico de la autora nórdica y con el que vuelve a deleitarnos, es la alternancia de la historia actual con acontecimientos que ocurrieron en otras épocas pasadas. En esta ocasión, nos lleva hasta finales del siglo XIX, a la misteriosa isla de Graskär, a la que siempre se la ha conocido como la isla de los muertos y sobre la que se cuentan muchas historias paranormales cuyas leyendas son muchos las que todavía creen en el día de hoy. Es así cómo la autora nos cuenta la historia de una familia que vivió en el faro de la isla en la época de 1873, una historia triste pero entretenida, que no tiene nada que ver con la trama actual, pero que está muy bien insertada en el hilo argumental de la novela.

Como podéis ver, la estructura del libro es prácticamente la misma que en todas las demás novelas que integran la serie que en su día comenzó con “La princesa de hielo”. Una fórmula, que a pesar de repetirse, resulta de lo más entretenida y amena, y que ha hecho que la autora sueca haya conseguido un elevadísimo número de seguidores en todo el mundo.

La autora sabe cómo entretener al lector, sabe incluir temas de actualidad que resultan de interés (maltrato a la mujer,drogas,mafias) sabe manejar el sentimentalismo, y crear situaciones delicadas en sus personajes protagonistas y secundarios que logran tocar nuestra fibra sensible, sabe cómo crear suspense y misterio, cómo alternar presente y pasado y hacer encajar tramas que en apariencia nada tienen que ver… Y con todos estos ingredientes consigue crear de nuevo una novela de lo más entretenida, de esas que sabemos que leeremos en un periquete nada más comenzarlas.

Como puntos negativos a destacar en esta historia: hay un hecho relacionado con un personaje del libro que se intuye y se sospecha nada más comenzar la novela. No sabemos el porqué hasta el final, pero sí que sospechamos lo que en realidad le ocurre a este silencioso personaje… Es un punto demasiado previsible, aunque el desenlace final, la explicación de la muerte de Mats no lo haya sido del todo, sí que es fácil vislumbrar quién ha podido ser el asesino…

Tampoco la trama de los hermanos que se encargan de llevar a cabo la puesta en marcha del spa en la ciudad me ha resultado interesante, creo que se habría podido prescindir perfectamente de ella, pues no aportó en mi opinión nada de emoción a la historia.

En resumen, una nueva y entretenida entrega de la saga de la Läckberg, que si habéis leído las seis anteriores es porque os gusta el patrón ideado por esta mujer, así que en esta ocasión disfrutaréis de nuevo con este caso al que se tienen que enfrentar Patrick y Erica.

Me sigue dando pena que la figura de Erica haya perdido protagonismo en lo que la investigación criminal se refiere, viéndola a menudo rodeada de pañales, biberones y demás… Espero que en la próxima historia recobre el protagonismo que se merece y recaiga sobre ella todo el peso de la resolución del caso.

Os dejo el orden de la saga y os recuerdo que el quinto y el sexto los tenéis también reseñados en el blog:  1.“La princesa de hielo” 2.”Los gritos del pasado”3.”Las hijas del frío” 4.”Crimen en directo”5.”Las huellas imborrables”6.”La sombra de la sirena” 7.”Los vigilantes del faro”



* La marca del meridiano, SILVA, LORENZO.

En una sociedad envilecida por el dinero sucio y la prostitución de las personas, todavía el amor puede ablandar a las fieras. Un guardia civil retirado aparece colgado de un puente, asesinado de manera humillante. A partir de ese momento, la investigación que ha de llevar a cabo su viejo amigo y discípulo, el brigada Bevilacqua, abrirá la caja de Pandora: corrupción policial, delincuentes sin escrúpulos y un hombre quijotesco que buscará en el deber y el amor imposible la redención de una vida fracturada.

Ambientada en la Cataluña actual, esta absorbente novela policíaca de Lorenzo Silva, maestro indiscutible del género, se adentra más allá de los hechos y presenta un sólido retrato del ser humano ante la duda moral, el combate interior y las decisiones equivocadas.



jueves, 3 de octubre de 2013

LOS MEJORES LIBROS DE LA HISTORIA


Con estas cosas pasa un asunto curioso y es que, cuando uno lee libros que se supone que son clásicos y tal, muchas veces se encuentra con peñazos indescriptibles. ¿Estáis de acuerdo con la lista? ¿Os falta alguno? ¿Cuántos habéis leído?
Seguir leyendo…

1.- 100 años de soledad.
Gabriel García Márquez.
Es la novela por excelencia del realismo mágico latinoamericano.
García Márquez no sólo construye una ciudad (Macondo) sino un mundo lleno de nuevas posibilidades narrativas.

2.- 1984.
George Orwell.
Una novela clásica moderna de la Utopía Negativa. Orwell describe una sociedad totalitaria en la que el gobernante supremo y omnipresente es Big Brother. 1984 habla del poder del gobierno y su necesidad de control.

3.- Alexis Zorba, el griego.
Nikos Kazantzakis.
Cuenta la historia de un anciano minero griego enamorado de la vida.
Una de las novelas más significativas de la obra del famoso autor griego. Además, fue la base para una exitosa versión cinematográfica.

4.- Amadís de Gaula.
Anónimo.
Cuatro capítulos de acciones violentas mezcladas con sentimientos cortesanos y más de 300 personajes que conquistan al lector a través de aventuras heroicas e historias de caballería que hace siglos establecían las reglas de sociedad.

5.- A sangre fría.
Truman Capote.
Poderosa historia de un asesinato sin piedad. Un respetado granjero de Kansas, su esposa y sus dos hijos adolescentes son brutalmente asesinados por dos ex-convictos. La historia penetra en sus mentes criminales mientras los sigue por sus desventuras en México y Estados Unidos. Un clásico de la novela policial.

6.- Bola de sebo y 22 cuentos completos.
Guy De Maupassant.
Este famoso cuentista francés presenta personajes psicológicamente bien trazados que reflejan irónicamente la hipocresía burguesa del siglo XIX. Es la historia de una cortesana que viaja en una carroza con unos burgueses que critican su condición y no reconocen sus sentimientos y acciones.

7.- Catedral.
Raymond Carver.
Una recopilación de 12 relatos que da como resultado uno de los libros más interesantes de la narrativa estadounidense de las últimas décadas y que demuestra por qué su autor es el maestro por excelencia de esta forma narrativa reconocida en todo el mundo.

8.- Confesiones de una máscara.
Yukio Mishima.
Uno de los libros más representativos de la literatura japonesa del siglo XX. La novela contiene rasgos autobiográficos y narra la historia de un joven estudiante durante el Japón de la Segunda Guerra Mundial, quien descubre poco a poco su homosexualidad.

9.- Crimen y castigo.
Fiódor Dostoyevski.
Un texto que ha definido la estructura de la novela. La trama plantea la lucha entre el bien y el mal para plasmar, con artificio, la capacidad que tiene el hombre de escoger. Habla de la inapelable libertad que siempre implica rezagar algo vigente.

10.- Crónica de la intervención.
Juan García Ponce.
Novela de uno de los escritores más reconocidos en los últimos tiempos. Aun cuando su obra es más conocida, esta obra sobresale por su intensidad y ambición estéticas.

11.- Crónicas marcianas.
Ray Bradbury.
La tierra se encuentra en extinción y la única salida es la colonización de Marte. Sin embargo, los terrícolas se encuentran con una civilización marciana que se interpondrá a sus intenciones, llevando a la raza humana a final. Una excelente muestra de ciencia ficción.

12.- Cuentos completos.
Juan Carlos Onetti.
Una buenisima recopilación de los cuentos de este gran autor uruguayo. "Yo quiero expresar nada más que la aventura del hombre", afirmó el escritor; y este libro es muestra de esa intención, fielmente retratada en narraciones llenas de vida.

13.- Decameron.
Giovanni Boccaccio.
Una muestra de la maravillosa literatura del Renacimiento italiano, escrita entre 1350 y 1355. Está compuesta por 100 cuentos agrupados en 10 jornadas y contados por 10 jóvenes que huían por medio de la imaginación de la peste que azotaba Florencia.


14.- Deseo.
Elfriede Jelinek.
Acreedora del Premio Nobel de Literatura 2003, esta autora austríaca poco conocida en nuestro país asombra con narrativa cruda y llena de erotismo, una fuerte crítica a la placidez de la burguesía, a su respetabilidad y a su supuesta liberación sexual.

15.- Cuentos memorables según Jorge Luis Borgues.
Jorge Luis Borgues.
Borgues, autor imprescindible y culto lector, recomienda dos cuentos clave para toda biblioteca: Los regalos perfectos, de O’Henry, y Donde el fuego nunca se apaga, de May Sinclar, del cual señala : "elegí este cuento en gracia de su poca notoriedad y de su valor indudable".

16.- Drácula.
Bram Stoker.
Nunca antes una historia de vampiros había sido tan relatada como en este caso. Es la vida del Conde Drácula, un vampiro incapaz de amar a cualquier ser humano, con excepción de una bella mujer. Ideal para los amantes del terror.

17.- El Aleph.
Jorge Luis Borgues.
En esta narración y en las demás que constituyen este libro, el erudito argentino le otorga a la fantasía su máxima expresión. Con un estilo dócil y culto, se le considera uno de los autores más importantes de lalengua española y su obra completa es imprescindible.

18.- El amante.
Marguerite Duras.
Una novela escrita con sencillez y delicadeza narrativa. Cuenta la historia de amor entre una joven de 15 años y un rico comerciante chino de 26. Un romance lleno de contraposiciones que se desarrolla en Indochina y que logra tocar la fibra sensible del lector con sus tonos apasionados y escandalosos.

19.- El cantar de los nibelungos.
Anónimo.
Una leyenda medieval que expresa el alma de un pueblo que comienza a descubrir su individualidad. Desde Alemania y los países nórdicos llegan historias de héroes, caballeros, damas y amor cortés. Un cantar transmitido oralmente que plasma pasiones de la condición humana.

20.- El color que cayó del cielo.
Howard Phillips Lovecraft.
Una narración de horror que devela los niveles menos explorados del alma humana, a través de un estilo delicado y altamente recomendable para los amantes del género.

21.- El Conde de Montecristo.
Alejandro Dumas.
Un hombre inocente es encarcelado y la necesidad de venganza lo lleva a tramar un brillante plan. Durante 13 años espera el momento para restablecer su honor. Un clásico de aventuras, honor y venganza.

22.- El corazón de las tinieblas.
Joseph Conrad.
Una historia de viaje. Marlow siente que debe conocer a Kurtz y hace todo lo posible para lograrlo, incluso aventurarse río arriba. Soportando incidentes pavorosos, se revelan terroríficas profundidades de la corrupción humana. De la página al lector se transmiten sensaciones tétricas que le impiden abandonar la lectura.

23.- El evangelio según Jesucristo.
José Saramago.
Una obra controversial del portugués ganador del Premio Nobel. Jesucristo como hombre común y corriente que lleva una vida desprendida en la que disfruta de su relación amorosa con María Magdalena. Un libro que lleva al lector a deliberar sobre la fe y la espiritualidad.

24.- El extranjero.
Albert Camus.
Novela existencialista en la que el personaje central, Mersault, refiere al lector su historia, no la de sus sentimientos ni su razón, sino la de su imposible destino. En sus páginas el realismo logra la perfección. Título capital de Camus y un clásico de la literatura contemporánea.

25.- El extraño caso de Dr. Jeckyll y Mr. Hyde.
Robert Louis Stevenson.
Extraños sucesos que ocurren en torno a dos figuras extrañamente opuestas pero que parecen estar relacionadas, dan como resultado una de las obras cumbres de la literatura de terror. Relato apasionante de intigra y misterio en el que Stevenson, plantea una historia de autodestrucció n que crítica a la sociedad de su tiempo.

26.- El gato negro y otros relatos.
Edgar Allan Poe.
Esta selección conglomera algunos de los mejores cuentos de este reconocido autor estadounidense, inventor para muchos, del genero policial. Su literatura ha incursionado antes que ninguna otra en la mente del hombre de manera inigualable.

27.- El gran Gatsby.
F. Scott Fitzgerald.
Un clásico norteamericano del siglo XX. La historia de amor entre el nuevo rico Jay Gatsby y la bella Daisy Buchanan refleja una época de posibilidades y aspiraciones. Capturando a la sociedad de su momento. Fitzgerald habla de la Era del Jazz, las fiestas interminables y el poder del dinero.

28.- El hombre de la arena.
E.T.A. Hoffman.
Son 13 cuentos que van de lo tenebroso a lo aterrador. En ellos se refleja el espíritu libre y vigoroso de un agudo conocedor tanto de los trasfondos de la sociedad de su tiempo como del ser humano.

29.- El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.
Miguel de Cervantes Saavedra.
Tomo I y Tomo II. La máxima obra literaria que ha dado el idioma español. Don Quijote es el personaje que encarna la cordura dentro de un mundo irracional o lo contrario, la irracionalidad dentro de un mundo cuerdo. Esta obra maestra, primera novela moderna, resulta obligada.

30.- El llano en llamas.
Juan Rulfo.
En este libro, que consta de 17 relatos, el autor jalisciense emprende la crónica de un país por medio de la gente que lo habita. Mediante un lenguaje exquisito que celebra la vida, la muerte y el silencio, se convierte en un tomo de narración universal imposible de ignorar.

31.- El lobo estepario.
Herman Hesse.
Esta considerada como la obra maestra de este autor alemán. El protagonista de la historia es un hombre solitario e incomunicado cuya personalidad refleja los vicios y virtudes de la humanidad. Se pone al descubierto la carga trágica y el incierto destino de la condición humana.

32.- El maestro y Margarita.
Mijaíl Afanasievich Bulgákov.
Una revisión de las historias de Fausto y Pontio Pilatos que expone la vida soviética de 1930 de un modo tan feroz que fue prohibida hasta los años 60. El diablo llega a Moscú acompañado de una bruja desnuda y un gato que ama el ajedrez y el vodka. Una novela de profundidad filosófica que no pierde nunca de vista el humor.

33.- El nombre de la rosa.
Umberto Eco.
El monje Guillermo llega a la Abadía del norte a investigar los asesinatos misteriosos que han sucedido.
La descripción maravillosa de una biblioteca recóndita, de monjes leyendo en silencio y muriendo de forma extraña. Un trabajo que transporta a una epoca de monasterios y secretos.

34.- El ojo de Alá y otros cuentos.
Rudyard Kipling.
El extraño encantamiento que une a una mujer con su gran amor o una casa que provoca una rara depresión, son sólo ejemplos delos cinco relatos que incluye este libro, cuyo común denominador es la extraordinaria creatividad. Su poder de observación nos brinda bellas descripciones de la naturaleza y delinea a la perfección la personalidad de sus personajes.

35.- El perfume.
Patrick Suskind.
La historia de un asesino que vive en un mundo de olores. Para conseguir favores de las damas de la alta sociedad, Jean Baptiste Grenouille crea un perfume extraño que subyuga la voluntad de quien lo huele. Para hacer el perfume, debe de conseguir fluidos corporales de mujeres vírgenes, el perfumista no lo piensa dos veces y se convierte también en asesino.

36.- El reino de este mundo.
Alejo Carpentier.
Lo real-maravilloso, como el mismo autor lo denominó, y que resalta lo fantástico que existe en la realidad de las tierras latinoamericanas, cobra vida en esta novela de gran viveza y musicalidad que mezcla la verdad histórica con la fantasía. Pieza maestra del autor cubano.

37.- El retrato de Dorian Gray.
Oscar Wilde.
Dorian Gray quiere mantener su belleza y juventud para siempre, por lo que vende su alma al diablo. Una historia clásica que pone en tela de juicio la vanidad y otras actitudes relacionadas con la corrupción moral del siglo XIX.

38.- El ruido y la furia.
William Faulkner.
Cuatro capítulos, cada uno narrado por un personaje distinto, queconstituyen a los Compson. Tragedia familiar descrita detalladamente por medio de monólogos interiores y libre fluir de conciencia. Una novela que causó reacciones distintas e miles de críticos literarios.

39.- El tambor de hojalata.
Gunter Grass.
La novela más célebre del autor, narra las desventuras de Oscar Matzerath, quien decide dejar de crecer a los tres años de edad para expresar su repudio al mundo de los adultos. Los golpes a su tambor son un misterioso ritual que muestra un universo grotesco, donde lo real y lo fantástico entrecruzan sus fronteras.

40.- El túnel.
Ernesto Sábato.
Delirante historia de amor entre Juan Pablo Castelar y María, en la cual el protagonista cuenta desde la prisión los detalles de esta relación y su desafortunado final. Es la consagración literaria del escritor argentino y una de las novelas latinoamericanas obligadas.

41.- El viejo y el mar.
Ernest Hemingway.
Relato fundacional de la narrativa norteamericana. Un hermoso texto al que se le pueden dar diferentes lecturas. Construida casi al modo de una parábola, es una elegía al coraje y el combate contra la naturaleza.

42.- En busca del tiempo perdido.
Marcel Proust.
Obra cumbre de la literatura francesa del siglo XX. Un hombre común despierta y, al desayunar, remoja una magdalena en su café. Esto desata su memoria y el tiempo empieza a jugar por medio de transportaciones. Con descripciones deliciosas y un prodigioso lenguaje, el lector viaja en el tiempo de la mano del personaje.

43.- En el camino.
Jack Kerouac.
Una novela del célebre autor estadounidense que resulta indispensable para acercarse a la Generación Beat. En ella se plasma la filosofía de la existencia libertaria del autor. Es una extraordinaria narración contracultural, casi marginal.

44.- Eneida.
Virgilio.
Por medio de la musicalidad y equilibrio métrico, esta obra es considerada como modelo de perfección literaria. un clásico escrito entre el 29 y 27 a.C. en el que se cuenta la historia del retorno victorioso de un heredero romano. Eneas huye de Troya después de la devastación de la ciudad y con un grupo de troyanos se enfrenta a su destino y a los dioses hasta que logran restablecer la metrópolis.

45.- Fiasco. El fracaso.
Imre Kertész.
Novela del escritor húngaro, galardonado con el Premio Nobel de 1992 2002, en la cual dibuja un paisaje en el que la realidad y la ficción se entrelazan por medio de un personaje que vive en el denso ambiente dictatorial del estalinismo y su experiencia de escribir a contracorriente.

46.- Fausto.
Goethe.
Es la médula de la obra de este escritor alemán. Un recorrido por los cielos, la tierra y la profundidad de lo subterráneo. Uniendo realidad, símbolo, utopía, magia, ciencia y verdad, Goethe plantea su preocupación como hombre universal planteando ideas sobre el destino, dios y los demonios.

47.- Frankenstein o el moderno Prometeo.
Mary W. Shelley.
La historia del científico que, con extremidades de diversos muertos, confeccionó una forma humana, o mejor dicho, un monstruo. A pesar de su ansiedad por amar y recibir simpatía, es rechazado, por lo que busca hacer todo el daño posible a quien lo creo. Una novela de fantasía macabra y terror que se ha convertido en leyenda.

48.- Grandes esperanzas.
Charles Dickens.
Obra que muestra la destreza histriónica del autor inglés y, como su nombre lo indica, de esperanzas, amor y desilusión mediante personajes que son detallados magníficamente a través de un realismo deleitable.

49.- Hotel Savoy.
Joseph Roth.
Una de las novelas más importantes de este escritor. Concentra un microcosmos en un edificio de siete pisos. Cuando un joven judío es liberado después de permanecer tres años como prisionero de guerra, el azar lo lleva a hospedarse en este hotel. Una narración donde prolifera la confusión y la nostalgia.

50.- Justine o los infortunios de la virtud.
Donatien Alphonse François de Sade, Marques de Sade.
Es muy difícil explicar o ubicar con precisión la obra de este autor en la historia de la literatura y del pensamiento filosófico. Aquí se plasman a la perfección sus cualidades narrativas por medio de escenas eróticas y excitantes que escandalizaron a la sociedad de su tiempo y que continúan siendo breviario erótico hilarante.

51.- La ciudad y los perros.
Mario Vargas Llosa.
Situada en un colegio militar de un país subdesarrollado, esta novela retrata un sistema que genera un universo de traiciones y lealtades donde el machismo y la brutalidad surgen como rasgos principales. Un autor imprescindible de la narrativa latinoamericana.

52.- La divina comedia.
Dante Alighieri.
Obra clave del Renacimiento italiano y fundadora de una nueva narrativa mundial. Dividida en tres partes : infierno, purgatorio y cielo, es un viaje alegórico por el alma humana.

53.- La gallina degollada.
Horacio Quiroga.
El uruguayo presenta cuentos maravillosamente escritos sobre fantásticas situaciones llenas de intensidad dramática. La gallina degollada cuenta la historia de cuatro hermanos mentalmente disminuidos que observan a la sirvienta degollando a una gallina y copian el acto, haciendo lo mismo con su hermana.

54.- La Ilíada.
Homero.
Es la primera obra conocida del autor griego, de cuya persona se tiene poca información. La Iliada data de los años 700 a.C. y narra la batalla de los romanos por ocupar Troya, donde conviven divinidades con seres terrenales. Un clásico de clásicos que no pierde ni perderá actualidad.

55.- La insoportable levedad del ser.
Milan Kundera.
Historia de celos, sexo, muerte y traición, en otras palabras, una novela de amor. Las vidas de los personajes se entrelazan con fabulosa pericia y el autor checo consigue no sólo una reflexión filosófica sino la transmisión exacta de emociones.

56.- La metamorfosis.
Franz Kafka.
Una mañana, Gregorio Samsa despierta convertido en un escarabajo; este hecho da paso a una de las narraciones más significativas del siglo XX por si innovación y perfección narrativa. El universo kafkiano representa la realidad del mundo totalitario en el que lo palpable se vuelve irreal.

57.- La montaña mágica.
Thomas Mann.
Desde las experiencias en un sanatorio, este autor alemán, acreedor al Premio Nobel de Literatura en 1992, retrata los problemas que la Gran Guerra hacia latentes, así como una visión profunda y acertada del mundo contemporáneo.

58.- La muerte de Artemio Cruz.
Carlos Fuentes.
Artemio Cruz es condenado a su cama cuando es ya inevitable su muerte. Las reflexiones que hace sobre su vida, el tiempo y sus deseos lo llevan a describir a la sociedad en la que vive y a las personas que lo rodean. Una de las mejores novelas de este reconocido escritor mexicano en donde se refleja un estilo violento y bello.

59.- La muerte de Ivan Ilych.
León Tolstoi.
Novela corta en la que el escritor ruso pone en tela de juicio dos tipos de vidas : la artificial – representada por la sociedad y sus relaciones materialistas – y la auténtica – marcada por la compasión y empatía -. Un viaje por la Rusia del siglo IX que comienza con la muerte del personaje principal, un hombre común, y lo que ésta ocasiona en aquellos que le conocieron.

60.- La náusea.
Jean Paul Sartre.
La historia de un escritor, Antoine Roquentin, quien se enfrenta a la idea de la existencia y cómo percibe su propia vida según los terroríficos objetos que lo rodean. Estas cosas lo amenazan de una manera siniestra y le provocan náusea. Novela existencialista y de observaciones detalladas de la vida. Un clásico filosófico.

61.- La Odisea.
Homero.
Relato miticado y reconstruido en todos los escenarios literarios posibles del siglo XX. Esta epopeya es la base de gran parte de la narrativa occidental. La Odisea representa, entre otras cosas, la lucha por el retorno a casa.

62.- La oveja negra y demás fábulas.
Augusto Monterroso.
Las famosas fábulas del ganador del Premio Príncipe de Asturias. Un libro escrito con humor cruel y de forma aparentemente ligera en el que se abordan temas trascendentales y se habla de las debilidades humanas. Fábulas de sorpresa y con intenciones entre líneas.

63.- La piel de Zapa.
Honorato de Balzac.
Un relato fantástico de personajes exhibidos por su psicología. La piel de Zapa es un talismán que permite a quien lo posee satisfacer todos sus deseos. Por medio de este objeto se presenta la filosofía de vida y las reflexiones sobre la condición del hombre de este gran autor del siglo XIX.

64.- La sabiduría del Padre Brown.
Gilbert Keith Chesterton.
Una de las más grandes y primeras narraciones policiales, en la que el autor inglés da muestra de su maestría con la prosa y el uso de paradojas y suspenso.

65.- La senda del perdedor.
Charles Bukowski.
Escrito desde la desilusión del sueño americano, con un lenguaje simple, directo, casi hiriente, este libro refleja una civilización desencantada y perdida. Es la historia de un antihéroe y su búsqueda por sobrevivir.

66.- La señora Dalloway.
Virginia Woolf.
Una mujer madura sale a comprar flores para la fiesta que va a brindar por la noche. Ese día de junio, la Sra. Dalloway se encuentra y desencuentra, al igual que los demás personajes de la novela, demostrando la fuerza narrativa del monólogo interior. Marca un parte aguas en la literatura universal.

67.- La tabla periódica El sistema periódico.
Primo Levi.
Relato autobiográfico del químico y escritor italiano que narra su vida a través de ejemplos de grupos de sustancias de la tabla periódica. Su lenguaje es simple y rico en analogías.

68.- Las aventuras de Sherlock Holmes.
Sir Arthur Conan Doyle.
Gracias a esta pieza, este doctor y escritor estableció de forma definitiva la fórmula de la novela policial, adelantándose con este texto, que narra diferentes aventuras del detective, a su propio tiempo.

69.- La batallas en el desierto.
José Emilio Pacheco.
Asombrosa narración sobre un niño que crece, evoluciona y falsea junto con la Ciudad de México. Es la presentación de una urbe que marcó a una generación y que forma parte de nuestra historia. Un juego de niños análogo a la situación política y social del México del siglo XX.

70.- Las ciudades invisibles.
Italo Calvino.
El diálogo entre Marco Polo – mercader veneciano – y Kublai Kan – emperador tártaro – es la base de estos relatos entre constructores y visitantes de ciudades invisibles. Al final, el lector desea ver, sólo por un instante, alguno de estos espacios. Un clásico del siglo XX que ha perfilado la literatura tanto neorrealista como alegórica.

71.- Las metamorfosis.
Ovidio.
Desenvolviendo argumentos mitológicos, este libro pretendía ser un poema científico y filosófico. Una historia del Universo que presenta una trama labrada por evocaciones a los autores griegos, romanos, clásicos y alejandrinos.

72.- Las mil y una noches.
Anónimo.
La obra mas representativa de la literatura oriental y un clásico de las letras universales. Es un texto único que se nutre de 1001 historias narradas en el mismo número de noches por la hija del visir, Scherezada, quien debe mantener siempre vivo el interés del cruel sultán, y así con su creatividad, astucia, sabiduría, lograr salvar un día, cada noche.

73.- Lazarrillo de Tormes.
Anónimo.
El ir y venir de un pícaro que vive aventuras llenas de humor. Uno de los primeros personajes traviesos que se sale con la suya hasta que es alcanzado por la reglas morales. Un clásico del Siglo de Oro español que marca una tendencia literaria.

74.- Lazos de familia.
Clarice Lispector.
"Yo escribo como quien sueña", afirmó la genial escritora brasileña y así, esta recopilación de cuentos resulta ser no sólo una serie de narraciones idílicas sino un paseo por los recónditos de la mente humana.

75.- Los hermanos Tanner.
Robert Walser.
La primera y más celebrada novela del autor suizo, retrata con excepcional intensidad el perfil errante del escritor, uno de los novelistas que más influencia ha ejercido en el mundo de las letras alemanas.

76.- Los miserables.
Víctor Hugo.
Un hombre condenado a prisión por robar una rebanada de pan busca asilo con un obispo. A pesar de que intenta robar a su salvador, éste le perdona y le recompensa. Así comienza una historia ya clásica de guerra, honor, nacionalismo, perdón y libertad.

77.- Los mejores relatos.
Rubem Fonseca.
Es la recopilación de toda la obra narrativa corta de este gran autor brasileño; por medio de la ironía y la crudeza retrata lo que en palabras de su traductor (Romeo Tello Garrido) es "la problemática existencia del hombre en las sociedades modernas".

78.- Los propios dioses.
Isaac Asimov.
Este científico ruso resulta ser uno de los grandes escritores de ciencia ficción y en esta historia demuestra sus cualidades narrativas al crear un mundo que rebasa los limites de lo imaginable.

79.- Una cuestión personal.
Kenzaburō Ōe.
Una obra esplendida de uno de los autores más representativos de la literatura japonesa. En ella, aborda magníficamente la crisis existencial, la historia y la identidad cultural.

80.- Lolita.
Vladimir Nabokov.
Humbertus Humbertus, escritor, le renta un cuarto a Charlotte Haze y se enamora de su hija de 14 años : Lolita. Una apasionada historia erótica que fue prohibida a mediados del siglo XX y que se ha convertido en una referencia obligada de una pasión transformada en pesadilla.

81.- Memorias de Adriano.
Marguerite Yourcenar.
La novela más famosa de la autora europea, nacionalizada estadounidense y, sin duda, una de las más elogiadas por la crítica. Maravillosa narración que se basa en la historia, una autobiografía novelada del emperador romano, bajo la forma de cartas escritas por éste a su sobrino.

82.- Michael Kohlhaas y otras narraciones.
Heinrich Wilhelm von Kleist.
Novela decimonónica sobre las tradiciones de los Länders (siglo XVI). Una invitación a la reflexión sobre la idea de igualdad y las infamias hechas en nombre de la justicia. Kohlhaas es el protagonista que inicia una guerra en contra de un acto temerario llevado a cabo por el representante de la autoridad y la ley.

83.- Madame Bovary.
Gustave Flaubert.
Excelente representació n del realismo francés del siglo XIX, esta historia es muy bien conocida de amor imposible, desdicha y muerte, todavía vigente por su fuerza y maestría.

84.- Manhattan Transfer.
John Dos Passos.
Visión panorámica de la vida en Nueva York entre 1980 y 1925. Gran obra de este autor norteamericano representante de la Generación Pérdida, cuyas novelas – amargas y profundamente impresionistas – atacan la hipocresía y el materialismo de los Estados Unidos entre las dos guerras mundiales.

85.- Moby Dick.
Herman Melville.
Este autor es considerado uno de los mejores prosistas en lengua inglesa y en ésta, su obra más reconocida, el tema central es el conflicto entre un capitán y la gran ballena blanca que le arrancó la pierna. La obra sobrepasa la aventura y se convierte en una alegoría sobe el mal incomprensible representado por la ballena, y la maldad simbolizada, también por el capitán Ahab.

86.- Nana.
Emile Zolá.
Naná es una actriz que logra conquistar a su público con su presencia. Además, es una reconocida concubina que tiene varios amantes. Zolá presenta a su heroína para hacer una fuerte crítica a la Francia de principios del siglo XIX, caracterizada por el exceso sexual y político. Una narración detallada que mezcla ideas científicas con las sociales.

87.- Niebla.
Miguel de Unamuno.
Una novela que su autor califica como "malhumorada" . La historia que cuestiona la realidad del escritor como participante de la ficción y la del personaje como ser vivo inmortal. Un libro en el que el lector recrea la narrativa y donde el acto de leer es la única realidad.

88.- Otra vuelta de tuerca.
Henry James.
La obra de James se caracteriza por su ritmo pausado y la descripción sutil de los personajes, más que por las historias complicadas. Sus libros son los modelos de la novela objetiva psicológica y retratan por lo general un mundo ocioso : este es un excelente ejemplo de su vasta obra.

89.- Paradiso.
Lezama Lima.
Una de las obras más importantes de la narrativa latinoamericana. Su riqueza narrativa, complace hasta el crítico más exigente. Es una novela poética que narra los sucesos desde la memoria del personaje. "Es una invitación a la sabiduría", apunta el escritor Cintio Vitier.

90.- Pedro Páramo.
Juan Rulfo.
Un clásico de la literatura mexicana por su vigencia y universalidad. Alguna vez, un desconocido le señalo a Jorge Luis Borges que pareciera que todos en el libro son hermanos, ya que todos en el pueblo se llaman Páramo, a lo cual Borges respondió : "el lector ya sabe que ha entrado en un texto fantástico, cuyas indefinidas ramificaciones no le es dado prever pero cuya gravitación lo atrapa".

91.- Poema de Mio Cid.
Anónimo.
Este cantar es la primera obra extensa de la literatura española y el único cantar épico de la Edad Media hispánica. La historia de un héroe desterrado injustamente de Castilla que debe recuperar su honra para regresar a u tierra. Por medio de actividades guerreras el lector se sumerge en un mundo de reyes y guerras.

92.- Rayuela.
Julio Cortázar.
Dividida en dos partes esenciales y colmada de capítulos, esta maravillosa novela nos transporta al mágico París de principios del siglo XX. La profunda historia de amor que narra con maestría, así como la agudeza de sus afirmaciones y la construcción de todos los personajes dan como resultado una obra maestra de la narrativa latinoamericana moderna.

93.- Rojo y negro.
Henri Beyle, más conocido como Stendhal.
En esta novela, el escritor realista francés analiza su sociedad contemporánea a través de la mirada de Julien Sorel, un ambicioso joven de provincia que se abre camino en la vida, primero como soldado y más tarde como sacerdote. Un personaje alejado de la sociedad de la sociedad y enfrentado a las imposiciones e ideales de ésta. Con frecuencia se dice que ambos personajes son retratos parciales del propio autor.

94.- Seda.
Alessandro Baricco.
Una novela contemporánea que no puede pasar desapercibida. En ella se narra, por medio de imágenes muy bien logradas, una posible historia de amor, deseada y creada en la imaginación del protagonista, fascinando así al lector.

95.- Tres novelas.
Mariano Azuela.
En estas tres narraciones cortas, como en el resto de su obra, este reconocido autor brinda una idea clara y tangible de lo mexicano. En sus textos, se puede percibir el sabor de la patria. Un título imprescindible en toda biblioteca.

96.- La trilogía de Nueva York.
Paul Auster.
Uno de los libros más reconocidos de Auster en el que demuestra su habilidad al estructurar historias en las que los personajes se confunden entre sí.

97.- Trópico de cáncer.
Henry Miller.
Una de las obras más perfectas y prestigiosas en lengua inglesa que fue censurada por casi 30 años y que enfrentó más de 60 juicios. Miller presenta un monólogo de su estancia en París a principios de 1930. Una de las novelas más controversiales que habla de sexo y critica comportamientos humanos de sectores conservadores de la sociedad.

98.- Ulises.
James Joyce.
La obra maestra del afamado escritor irlandés. Basada en La Odisea de Homero, el texto abarca 24 horas de la vida de Leopold Bloom y Stephen Dedalus. Cuando los personajes se encuentran la obra llega al clímax de una búsqueda simbólica y la conciencia. Un monólogo interior que fue prohibido, y por lo tanto no pudo publicarse sino unos años después de su escritura. Un texto complejo que marcó la historia de la literatura universal.

99.- Un mundo feliz.
Aldous Huxley.
Una narración extraordinaria y reflexiva mediante una visión pesimista del presente que gira en torno al mundo del futuro en el que una droga llamada Soma se convierte en el personaje principal de la obra, anestesiando a todos los habitantes del mundo.

100.- Viaje al centro de la tierra.
Julio Verne.
El profesor Lidenbrock traduce unas escrituras y determina que existen unas vías que lo llevarán al centro de la Tierra. Para encontrar la verdad decide bajar por el cráter de un volcán extinguido. Un clásico de aventuras apasionantes y una narrativa de excursiones.
¿Que piensas de esta recopilacion de mejores libros de la literatura? ¿Crees que faltan o sobran libros? Comentalo abajo