sábado, 15 de noviembre de 2008

TU PARTIDA

Todo se inunda de melancolía
al recodar tu voz, tus ajos zarcos
llenos de umbriíllo tan extraño
que aun recuerdo con gran tristeza.
Esa mirada fue lo último que me dejaste.

No olvidare la noche que me prometiste
que regresarías a mi lado.
Han pasado varios años
y aun te sigo esperando

Recuerdo el fulgor de tu mirada,
el día en que me entregue a ti,
el día que me prometiste
estar para siempre a mi lado.

Te fuiste, para no volver.
Mi vida se lleno de una niebla
que cubrió mis ojos
y no me deja ver más aya de ti.

Esas palabras que me dijiste
la última vez que te vi, aún las recuerdo;
juraste que ni el sol, ni el vigor de las tormentas,
ni el más inmenso vació,
lograrían que me olvides,
ni que me dejases de amar.
Las recuerdo con gran tristeza,
por que esas palabras se perdieron en el silencio
y lo que sentías por mí
se olvido en el viento,
como el sonido en el vació.

Te extraño tanto
que tan sólo me mantiene viva la esperanza
de tus palabras aquella noche
y me aferró a ellas creyendo que son tan reales,
aunque sea sólo un sueño.

0 comentarios: